La militancia erótica, un grito de emancipación y libertad

28 septiembre, 2016 |
1077

Hablamos con el colectivo de militancia erótica que día a día nos muestra proyectos de arte erótico esquivando la censura de las redes sociales y acercándonos a otra mirada del arte que se esconde en un submundo. Hablamos de la importancia de destapar este arte en Bogotá y su trabajo de curaduría, esto nos respondieron:

  • ¿Qué es la militancia erótica?
    Militancia Erótica: Militancia Erótica es un proyecto de historia del arte erótico que tiene como finalidad hacer conciencia de la relación arte-erotismo en las diferentes culturas. Se trata de una militancia ya que nuestras concepciones y construcciones culturales sobre el erotismo llevan a que sea un discurso altamente censurado y/o invisibilizado. En contextos como el colombiano se convierte en una actividad que marca diferencias con los sistemas tradicionales de la sexualidad y su representación. Por tanto, otro de los objetivos de Militancia es dar a conocer y visibilizar el arte erótico que ha sido quitado, de manera arbitraria, de las historias del arte tradicionales. Vale la pena recalcar que gran parte de la historia del arte es arte erótico y que la versión de esa historia que se ofrece sin el erotismo se encuentra sesgada, parcializada, incompleta.

1390529_1257311950962516_4609893882059222768_n  10330503_1255477897812588_894319904737234550_n

  • En una sociedad tan de doble moral, ¿cómo se toma el erotismo?
    ME: Nuestra sociedad colombiana (y gran parte de América la comparte) tiene una condición particular que genera un doble discurso sobre la sexualidad y el erotismo. Se trata de una condición precolonial en la cual el antiguo ser humano americano tenía integrada la sexualidad y el erotismo no sólo en su cotidianidad, sino como un elemento central de ritualidad. Es decir, la sexualidad en muchas de las comunidades indígenas americanas, antes de Colón, hacía parte del conjunto de lo sagrado y hacía parte del círculo semántico de la fertilidad, tanto humana, como natural (si es que esa distinción humano naturaleza se pudiese hacer en la América antes de Colón).  De otro lado, la colonia de los españoles, más que de los portugueses, significó para América Latina la llegada de un discurso altamente represivo.

    En el siglo XVI España no sólo era el país menos liberal de Europa, sino que era antiliberal, en palabras de la época se denominaba Contrarreformista y fue el país más inquisidor de todos. Por tanto, el americano contemporáneo nace del diálogo de esos dos mundos, en cuanto al erotismo se refiere, tan polares y tan opuestos. Así que el americano presiente que el erotismo hace parte de algo inmenso y sagrado y por ello lo disfruta, pero al mismo tiempo se siente “culpable” porque el sistema moral de la cultura le dice que es algo negativo. En los últimos 60 años se ha avanzado mucho en ese tópico ya que gracias a la liberalización republicana, los sistemas de represión moral han sido más laxos y por lo mismo se han ganado batallas legales, sobre todo judiciales, en temas de participación de género, planificación familiar, diversidad sexual, censura mediática.

    Pero la guerra aún no se gana porque existen un número significativo de derechos por ganar.Pero el objetivo es poder trabajar en un pacto simbólico-cultural en el cual el americano pueda disfrutar de la sexualidad, que no sienta culpa, remordimiento ni miedo, pero que además lo considere como un elemento positivo para su persona, su sociedad y su cultura.

15-16

  • ¿Las redes sociales contribuyen a esta doble moral respecto al contenido erótico?
    ME: El efecto de las redes sociales sobre la doble moral depende de quienes manejen las redes sociales. Hay que resaltar que por la economía del medio y el acceso un poco más democrático es posible que un número más grande de personas puedan realizar proyectos en pro de un erotismo diverso y en contra de la doble moral. Sin embargo, en la redes también se dan censuras radicales por contenidos sexuales y en ellas también están los representantes de la extrema derecha, de la represión, entre otras, que denuncian los contenidos y hacen cerrar las páginas. La diferencia es que en las redes ya se muestra el “campo de batalla”, mientras que en otros medios el erotismo casi no tenía lugar y la posibilidades de transformación eran menores debido  a la escasa difusión que podía tener un fanzín, un comic o una revista de erotismo. Pensar en un programa para la televisión nacional sobre erotismo en los 80 colombianos era una utopía.  Todavía  no está en los grandes canales, pero la televisión y la radio alternativas ya le han dado espacios al erotismo.

922843_1256641254362919_2031705143881366698_n

  • ¿Qué se esconde detrás del arte erótico?
    ME: El arte erótico está ligado al contexto: para un país de represión sexual (como el nuestro) es un grito de emancipación y libertad; para un lugar en el cual la sexualidad es algo sagrado, como por ejemplo La India, es una oración a los dioses; para la cultura Mochica, en el Perú, significaba la posibilidad de comunicarse con otras regiones de la realidad, porque allí estaban los misterios de la vida y la muerte; para los pompeyanos significaba la fertilidad de la tierra la cual ofrecía las mejores vides y éstas el mejor vino, la abundancia, la fertilidad no sólo humana sino de todas las cosas, la prosperidad.

    La sexualidad esconde los misterios de la vida y el arte erótico es el que le da significado a esos misterios. En una sociedad como la nuestra, en donde la sexualidad es una actividad reprimida y el arte erótico censurado, el colombiano se configura como un ser humano culpable, pecador, una circunstancia promovida por la iglesia católica que considera que el ser humano nace culpable y pecador y que solo logrará quitarse la culpa luego de la muerte, en el purgatorio. Afortunadamente esta visión está cambiando.

    La sexualidad es una de las actividades más poderosas del ser humano y si esta se domina el ser humano vive así mismo, dominado. Emancipar la sexualidad es emancipar al ser humano, y allí reside, para nosotros,  el poder del arte erótico.

  • ¿Por qué es importante para Bogotá la militancia erótica?
    ME: En el proceso que acabo de mencionar en el que se encuentra la cultura latinoamericana, es decir, la emancipación de la represión sexual de la sociedad impuesta por el catolicismo contrarreformista, existen lugares en América Latina más libres y otros más rezagados. Bogotá está más cerca de los rezagados ya que por sus procesos culturales y por la élites que se afincaron en esta urbe en el siglo XIX y que fueron genitoras del conservadurismo actual, existe hoy  una porción de la población, que aunque no es la mayoría sí es muy poderosa e influyente, que está en contra de la emancipación sexual.

    El procurador recién destituido es un ejemplo de esta población que promueve la discriminación sexual, la censura, va en contra de los derechos humanos, etc. Los bogotanos necesitamos ganar más batallas en lo legal y lo judicial para acabar con la discriminación, los crímenes sexuales (que en gran medida son producidos por la represión y la estigmatización), entre otros. Y estas batallas se ganan con la formación de conciencias.El arte erótico, gracias a la posibilidad transformadora del arte a través de las experiencias estéticas, es un elemento clave en esta batallas: el arte erótico no sólo promueve esa transformación, sino que además propende que el  individuo construya una nueva moral en la cual pueda no sólo aceptar un erotismo y una sexualidad diversa, vaya más allá de la tolerancia, y los valore como algo positivo.

    En Bogotá no tenemos ni salón ni bienal de Arte Erótico, como existe en grandes capitales mundiales. Militancia, así sea en el terreno virtual, desea aportar un granito en este déficit expositivo. Hablando de esto es preciso destacar la Bienal de Arte Erótico de la Habana, la más importante del continente (en Latinoamérica también se puede).

13697129_1408899775803732_7393412478162701455_n 1168_1256560624370982_6623262648412006742_n  12507492_1258637630829948_8078439666286130822_n13592200_1397307293629647_6043534387875513558_n

  • ¿Se puede saber quién está detrás de esta militancia?
    ME: Militancia Erótica nació como colectivo entre una artista bogotana dedicada al bordado erótico que tiene el seudónimo de Suntuosa Vulgaridad y un muy buen community manager, programador y estudiante de Artes Plásticas, con seudónimo Emma. En principio fue una fan page de Facebook, que fue censurada innumerables veces. Casi al año me invitaron a participar y allí plateamos el proyecto de la página web, en donde la intención no sólo era mostrar los artistas, sino escribir sobre ellos. Además, tenemos varios colaboradores que escriben desde varios países, como Diego Rossel, Placenta, Hans Medrano, Lucía Parias entre otros. De Emma y de Suntosa no puedo agregar más porque desean guardan  confidencialidad por razones de seguridad. De mi parte puedo agregar que soy profesor e investigador de Historia del Arte de la Universidad Nacional de Colombia, sede Bogotá y ensayista reconocido por mis investigaciones en estética latinoamericana.

Daniel Guevara

Diseñador, fotógrafo y apasionado por el séptimo arte. A lo largo de su vida ha realizado cubrimientos en temas de Bogotá: cultura, arte urbano, artes visuales y música independiente. Contacto: @colorsonica | 3192414610

Últimas Historias

Más vistos esta semana

Columnas populares