TORTEK: sonidos electropicales, salsa hip hop, muerte y sabrosura

21 septiembre, 2015 |
623

Imagina Bogotá Sound truck Banner

Llegamos a la estatua de ‘La Pola’ y nos dispusimos a escalar hacia La Media Torta. El sol estaba tranquilo y suave, y el escenario casi vacío. Fue una vista inesperada, teniendo un cartel más que interesante. Llegamos cuando el productor colombiano Savan, más conocido como Miguel Navas, estaba terminando su presentación que estuvo alejada de su autodenominado techno-house y techno-tronic para darle protagonismo a los Sonidos Electropicales.

Luego de él siguieron los caleños de Sultana, y la gente llegaba despacio a La Media Torta. Algunos se refugiaban del sol al costado izquierdo, otros comían paleta como típicos bogotanos buscando algo de frescura. Rápidamente la gente se paró a bailar cuando salieron a echar paso Flaco Flow y Melanina. La mezcla de hip hop, salsa y electrónica fue suficiente para que los rolos echáramos un paso violento. A continuación llegó la reina de la salsa-choke, La Ru-k.

Un vídeo publicado por Juan Torres (@whoandtorres) el

  Puro zapateo violento. La gente llegaba, y de una se infectaba por la sabrosura electro-salsa-hip hop era de Sultana. Hace un mes, La Ru-k le dijo a Gotok Music que le gustaría interpretar a su manera la obra maestra de doña Celia, “La vida es un carnaval“. Y sí, efectivamente, con el tinte electro de Sultana, revivimos a la siempre sonriente cubana.    

Un vídeo publicado por Juan Torres (@whoandtorres) el


Al término de Sultana, los rolos estaban a la espera de uno de los proyectos locales más peculiares de todos: La MiniTK del Miedo. Personalmente, este proyecto era el que más ganas tenía de ver. Son como un Compadres Recerdos pero remplazando lo metalero con lo gótico-darks. Con un efecto de voz satánico, a lo Chucky, Nicolás Vallejo gritaba “¡Wepaaa!”, le preguntaba a los asistentes que si Bacatá quería reggaetón, que si quería champeta, que si los rolos querían muerte y sabrosura.

¡Bacatá está muerta! ¡Bacatá necesita un exorcismo!

Miré atrás para ver si podía descifrar los pensamientos de las personas. Unos se estaban riendo, otros la estaban gozando, otros estaban gozando y riendo, y las hijas de Mario Galeano estaban muertas del susto.

No puede estar más alejada mi percepción de misa negra con la presentación, estética y presencia (y plata, hijuepucha) de La MiniTK. La versión que tienen de “Another Night” de Proyecto Uno los define perfectamente: una fiesta satánica en un salón comunal. Los inventores de la cumbia gótica asombraron a más de uno.

Colombia: patria oscura pero sabrosa.

¿Quién más para ponerle la cereza a esta torta electropical? La biblia Mario Galeano presentándose como su proyecto Frente Cumbiero. Comenzó su presentación con versiones mucho más dub y sicodélicas de sus éxitos más reconocibles: “Aguanegra” y “Chucustready“. No hay más palabras que puedan describir el fino arte de este señor. El público empezó a bailar para olvidarse por una vez más del frío asesino de la capital. Eran pocos asistentes, sí, pero a nadie le importó. Los que estaban eran los que importaban, los que bailaban como si nadie estuviera viendo. Fue un infortunio cruzar el Tortek con los 20 años de Jazz al Parque, pero bueno, IDARTES tendrá sus razones.

El natalicio de este episodio “alterlatino” anuncia algo fuerte. La Media Torta una vez más se viste de cultura y sabor. Esperemos que para las próximas ediciones no se enfrente con eventos de renombre y la gente pueda asistir e inmiscuirse en la zapateada violenta que nos arrojan los Sonidos Electropicales del Tortek.

Sound Truck

Soundtruck es una plataforma transmedia sobre música y cultura alternativa en Bogotá.

Últimas Historias

Más vistos esta semana

Columnas populares