Punks de Nueva York, Celebridades y Studio 54 por William Coupon

18 agosto, 2015 |
569
Foto: Juliana Díaz.

¿Cuántos de los que estaba allí sabían que quien estaba en esa esquina era el famoso fotógrafo neoyorquino?

SRG galería queda en la calle 93 con av. 15 y el 6 de agosto a las 7 de la noche la única forma de llegar era en bicicleta por la ciclovía nocturna. El sitio estaba lleno, todos los asistentes tenían una Heineken o Té Hatsu en la mano y William Coupon estaba de pie en una esquina al lado de una fotografía en blanco y negro de Miles Davis. Él es un tipo de pelo blanco, largo y crespo, ojos azules claros y esa noche vestía unos zapatos azules, medias blancas, pantalones grises oscuro, chaqueta de algodón negra y una especie de boina, o gorro ligero, de una tela negra delgada. Sin embargo, ¿cuántos de los que estaba allí sabían que quien estaba en esa esquina era el famoso fotógrafo neoyorquino?

“¿Yo era realmente un Punk en 1979? Yo era un joven de 26 años con una cámara y pasaba todas y cada una de mis tardes metido no en una especia de guerra mundial, pero sí en otra forma de caos social: el Mudd Club en el sur de Manhattan”

El tipo no llamaba la atención en absoluto, era tan normal como cualquiera, lo diferenciaba su forma de vestir, bastante casual a comparación de los otros asistentes, su postura indiferente y su pelo blanco. Algunos periodistas lo reconocieron y se tomaban fotos con él, ahí era cuando los demás miraban y se preguntaban si era o no era, pero al final no importaba mucho porque de un fotógrafo se conocen todas sus fotografías, menos la de él mismo.

Foto: Juliana Díaz.

Esa noche en SGR galería se exhibían algunas fotografías de las colecciones: Punks of New York, Celebrities y  Studio 54. Si se iniciaba el recorrido por la derecha la primera fotografía que se veía era una en blanco y negro de Andy Warhol en el famoso club Studio 54 de Nueva York. Acerca de esta colección él cuenta: “Yo fotografié un documental del Studio 54, el legendario club de Nueva York, a finales de 1978, que luego incluyeron de inmediato en la exhibición del Centro internacional de fotografía: “Gestos fugaces: tesoros fotográficos del baile”. De esta colección seguían fotografías, todas en blanco y negro, de dos mujeres bailando, una drag queen, o travesti, una mujer en transe y otros personajes.

Foto: Juliana Díaz.

Luego, iba la tanda de imágenes a color de las celebridades. Para esto, Coupon fue invitado muchas veces para hacer las fotos para las portadas de Time Magazine, Rolling Stone Magazine, The New York Times Sunday Magazine. Ganó premios por los trabajos que hizo para Esquire, The Washington Post, The Los Angeles Times, People, Details, The Economist, Texas Monthly, Playboy, Forbes y Fortune. Hizo campañas publicitarias para Nike, Transamerica, Titleist, HP, Rolex, FedEx, Ford, Japan Airlines, Amgen, Searle, Blue/Cross/BlueShield, Apple Computer, Maxell Audio, entre otros. Por esto, él ha tomado fotografías de todos los presidentes de los Estados Unidos, desde Richard Nixon, y por todas las campañas que ha hecho tiene fotos de muchas celebridades y políticos. En esta sección había una foto que de lejos parecía que fueran Los Beatles, pero en realidad era una foto tomada a baja velocidad de los Talking Heads. Seguía George Harrison, Muhammad Ali, Jean-Michel Basquiat y Keith Haring. Seguía George Harrison, Muhammad Ali, Jean-Michel Basquiat y Keith Haring.

Después, en la pared de la izquierda, justo frente a Studio 54, estaba la selección de Punks of New York. De esto él cuenta:

“¿Yo era realmente un Punk en 1979? Yo era un joven de 26 años con una cámara y pasaba todas y cada una de mis tardes metido no en una especia de guerra mundial, pero sí en otra forma de caos social: el Mudd Club en el sur de Manhattan. (…) Estaba despierto hasta muy tarde. Me levantaba muy tarde. Tenía sexo tarde. No sé bien qué fue lo que incitó esta obsesión de ir al Mudd Club cada noche. Yo siempre me sentí como un extraño, pero allí mi carrera como fotógrafo de portarretratos se disparó. Y las personas que frecuentaban el club empezaban a sentir que eran amigos míos, más que otros extraños. Empecé a disfrutarlo. Mis fotos estaban colgadas por todo el lugar, gracias al dueño Steve Mass. Yo estaba emocionado en esos días, ¿por qué no? Puede que yo no haya sido un verdadero Punk, pero por esos dos o tres años esa fue mi escena, ni círculo de amigos, mi hogar lejos de mi casa. Todos ellos tenían sentido común, muy buen estilo, y si eso era Punk, yo estaba dentro”(LenScratch- Aline Smithson/ Julio 1, 2014).

Colgadas en la pared de la galería bogotana estaban Lydia Lunch, Hal Ludacer, Klaus Nomi, Debbie Harry, entre otros. Y mientras Coupon paseaba de aquí para allá con una o dos personas nada más, había algo que no cuadraba dentro de esa galería.

Foto: Juliana Díaz.

 

Del segundo piso cabe destacar las fotos de Luciano Denver y Juan Pablo Echeverri, pero en comparación con la muestra de William Coupon, esta era una perfecta muestra de arte. Al ver cada una de las fotografías era llamativo quién estaba en cada foto, claro, pero era más impactante ver lo fácil y lo sutil que era la composición de la foto, y al mismo tiempo lo mucho que mostraba. Coupon cuenta que cuando se interesó en hacer portarretratos, decidió usar una sola fuente de luz y un simple fondo manchado, así “cuando lo necesitaba, usaba esto como un estudio portátil, uno extremadamente móvil”. Tal vez son las poses de cada uno, pero todos parecen estar en una fotografía que va en sincronía con cada una de sus personalidades.

Las fotos están a la venta en la galería y estarán exhibidas hasta el 22 de agosto.

Últimas Historias

Más vistos esta semana

Columnas populares