Plegaria a Dionisio, dios del teatro

28 marzo, 2016 |
728

¡Alabado Dionisio! Dios del vino, la vendimia y precursor de tamaños bacanales que hasta hoy en día siguen persistiendo. A ti, patrón del teatro, pasado del día que conmemora a tal arte, alargo mis plegarias para reconocer en ti todo lo extraordinario que hemos podido vivir, los que por azares del destino hemos sido convocados en la capital de esta tierra llamado Colombia.

A ti, gran dios, debemos gran parte de lo sucedido en esta ciudad, que durante 17 días se transformó en tu más servil estancia, con 4 festivales que nos obligaron a desdoblarnos, volar y entrar en contiendas épicas para participar. Pero que nos demuestran que todavía se le puede apostar sin duda a su cultura.

Gracias por darle tesón,  fuerza, y claridad  a tus más grandes servidoras: Ana Marta de Pizarro y a Patricia Ariza. A ellas el respeto y los aplausos de toda la ciudad, porque sin su labor no tendríamos ni la mitad de los espacios en los que hoy retumban tus dominios.

La eficaz Ana Marta de Pizarro nos ha demostrado con fuerza,  inteligencia y con una cabellera azul oscura, que el legado de Fanny Mickey y el FITB se niegan a decaer, y que,  por el contrario, siguen creciendo, a pesar de los tropezones que todavía se cometen por eso ser simples mortales. Ella logró sorprendernos de nuevo con lo mejor del teatro de otras latitudes, y con grandes ofertas nacionales.

Por otro lado, la temeraria Patricia Ariza nos recuerda que siempre hay más alternativas. Sin temor, ha elevado el FESTA como uno de los encuentros más importantes del teatro en el país. Los asistentes podrán dar fe del profesionalismo de los montajes que allí tuvieron lugar, que combinados con el bajo costo de las entradas lo hacían la alternativa para cualquiera. Dejó a los bogotanos sin excusas.

1004478_300079560137463_369844374_n

Querido Dionisio, llamado Baco, también dios del vino, quiero pedirte en nombre de tus adeptos, que cada día son más, que cuides de esta ciudad que en otrora fuera llamada la Atenas suramericana. Porque en ella, a pesar de lo que puedan decir los más derrotistas, existen todavía espectadores que dejan de lado la rutina, para unirse a tus bacanales.

Porque es en los espectadores, nuestros creyentes, donde recae la principal culpa de que aquellos insensatos teatreros, que bien saben que de las artes escénicas no se vive, sigan persistiendo en tu veneración a pesar de que sus bolsillos no crezcan como lo hacen sus corazones.

Es por eso que esta plegaria es para que permitas que el público siga asistiendo a los teatros masivamente durante todo el año, y que tales fenómenos que tuvimos que presenciar estas semanas se repitan sin ningún pudor. Y me refiero a esos momentos en donde las salas se agotaron, incluso antes de empezados los festivales.

Sigue dándoles vivacidad a aquellos que pedían con toda la esperanza un espacio, así fuera entre las escaleras, para no perderse nada, y por qué no, que perduren las taquillas de emergencia, para que se entienda que no todo debe ser regalado pero sí pensado para todas las posibilidades económicas.

Por último, recuérdales a quienes hacen teatro que hay una máxima que tú respetas, incluso en los más desmesurados encuentros orgiásticos, y es que ante todo las cosas deben hacerse bien, y que solo plegarias no vive el hombre. Por eso, si pido por más público que asista al teatro, también extiendo mi rezo por mejores montajes, que sean dignos de tu impoluta imagen.

No siendo más, ¡Oh! Dionisio, nuestro patrón, espero hayas escuchado a este indigno adepto. Y que nos sorprendas con los milagros requeridos.

12243231_991250100958237_4971266653802759313_n

Santiago Ernesto Lugo

Periodista, y estudiante de Artes Escénicas con énfasis en dirección. Adicto al teatro.

Últimas Historias

Más vistos esta semana

Columnas populares