Lee libros, come salmón. El salmón editores, libros ilustrados.

15 octubre, 2015 |
1525

El 4 marzo de 2015, en la en la sede de la 15 con 94 de la Cámara de Comercio de Bogotá, empezó a existir El salmón editores SAS. Las razones por las cuales dos personas llegaron a llenar esos papeles y meterse en el mundo editorial varían, pero concuerdan en querer hacer libros que la gente pudiera leer.

Para esto debían lograr que dos elementos se combinaran a la perfección: sus libros debían ser atractivos para los ojos, sin dejar de lado el contenido, lo más importante. Así nació una editorial independiente que hace libros ilustrados y que cuida cada centímetro del contenido que publica. Ese fue el primer paso para hacer libros que todo el mundo pudiera leer. El segundo, fue ingeniarse una forma para promover la lectura, porque El salmón editores no hace solo libros bonitos, hace libros para leer: “No queremos producir un montón de libros para seguir saturando el mercado editorial colombiano, queremos producir libros que vayan de la mano con un aporte real a la educación de Colombia” cuenta Diego Núñez uno de los fundadores de El salmón editores.

Una parte de su trabajo es traer esos clásicos al público de ahora, sin pedestales ni arandelas, y en esto consiste su primera colección titulada Pez Globo: cinco libros, uno por continente, con grandes cuentistas de cada rincón del globo, todos ilustrados.

Por esto la editorial ha formulado un proyecto de promoción de lectura llamado Siete líneas, en referencia al bagre rayado que se encuentra en varios ríos de Colombia, incluido el Amazonas y el Magdalena. El proyecto consiste en crear a partir de la lectura: los lectores se acercan al autor y se convierten en autores, porque igual que en el libro que han leído, ellos también tienen la posibilidad de crear. Esto pone al mismo nivel a Antón Chéjov y a un niño de 12 años, porque ambos son personas comunes y corrientes, solo que uno escribió por primera vez hace un par de siglos. “Este ejercicio ayuda a procesar la lectura, a darle peso al contenido. Leer sirve para muchas cosas, dentro de ellas alimenta el lenguaje para comunicarse mejor, incita a formular preguntas y da una visión que a veces ayuda a entender qué es lo que pasa a nuestro alrededor” dice Diego.  

 

De esta forma, la editorial busca acabar con las barreras y prejuicios que preceden el abrir uno de sus libros, en particular si es un clásico. Por esto es que usan un formato ilustrado, porque quien lo abre se interesa por las imágenes y pasa por alto que al que está leyendo es nada más y nada menos que a uno de los mejores cuentistas de la historia. “Lo que más nos importa es que lo lean” dice Diego “por algo es que son clásicos, porque en su época todo el mundo los leyó y fueron tan conocidos y populares que marcaron la historia. Hoy, la palabra clásico aleja, eso es sinónimo de aburrido, de “no voy a entender nada”. De Chéjov se dice que en sus cuentos no pasa nada, porque retratan eventos muy cotidianos; pero hay un humor constante en lo que escribe que pasa desapercibido. Sin embargo, Diego cuenta “Una compañera de trabajo de mi mamá compró el libro para leerlo con sus hijos de 8 años. Nosotros no estábamos muy seguros de que fuera apropiado para esa edad, pero ella insistió y se lo llevó a su casa. Al día siguiente contó que al leer La muerte de un funcionario sus dos hijos no paraban de reírse. Ahí caímos en cuenta que son tal vez los niños quienes mejor entienden la escritura de Chéjov, además fue una de las cosas que más nos ha emocionado oír”.

IMAGINA BOGOTA Editorial Salmón EL diablo

El Diablo Ilustraciones de Manuela Fandiño

Por esto, una parte de su trabajo es traer esos clásicos al público de ahora, sin pedestales ni arandelas, y en esto consiste su primera colección titulada Pez Globo. Consiste en cinco libros, uno por continente, con grandes cuentistas de cada rincón del globo, todos ilustrados. El primero fue Por la ventana, Europa: cinco cuentos del ruso Antón Chéjov ilustrados por Nia Tres Tildes y Manuela Fandiño. Luego, vendrán Por la ventana, Asia, África, Oceanía, y América.

“Una compañera de trabajo de mi mamá compró el libro para leerlo con sus hijos de 8 años. Al día siguiente contó que al leer La muerte de un funcionario sus dos hijos no paraban de reírse. Ahí caímos en cuenta que son tal vez los niños quienes mejor entienden la escritura de Chéjov.”

Con solo 6 meses de vida, El salmón ya ha tenido bastantes experiencias y ha aprendido a la fuerza cómo es que funciona el mercado editorial en Bogotá. “En la universidad no nos enseñan cómo se manejan los impuestos, ni que estamos exentos de algunos pagos por hacer libros. Tampoco te enseñan que para hacer una editorial se necesitan tales y tales cosas. Nosotros sabemos editar buenos libros, pero esa es solo la cuarta parte de todo lo que hay que hacer para poder publicarlo y entrar en el mercado”. Cuentan que lo más difícil de todo ha sido lidiar con el desorden del mercado. “Desde el inicio quisimos hacer las cosas bien, ser legales, tener contratos, pagar los impuestos, pero no todo el mundo trabaja así. Hay mucho desorden, informalidad, y eso lamentablemente retrasa y cambia muchos planes”. Es un trabajo que no es para todo el mundo, pero que poco a poco se abre camino hacia el objetivo. Montar una empresa nunca es fácil, se necesita tiempo, paciencia, presupuesto y hablar con mucha gente”.  

 

IMAGINA BOGOTA Editorial Salmón Ventana

Ilustración de Nia Tres Tildes

Así, el buen trabajo paga, y El salmón editores ha vendido a la fecha más de 700 ejemplares de su primera publicación Por la ventana, Europa. Es un buen número para haber sacado el libro al mercado hace tan solo 4 meses, algo que les da ánimos para continuar con sus proyectos de promoción de lectura y sus otros proyectos editoriales. El reto que tienen ahora es publicar otros dos libros en seis meses, para así entrar a la feria del libro de Bogotá con tres publicaciones fuertes, para todo el público, que definan su marca y su identidad. “Lo más gratificante hasta el momento, ha sido la buena respuesta de todos los que hemos visto abrir el libro. Las reacciones varían, pero todos terminan haciendo dos cosas, diciendo que está muy bonito y oliendo las páginas. Al parecer nuestro libro huele bastante bien”.

IMAGINA BOGOTA Editorial Salmón Ostras

También tienen en la mira varios eventos y talleres de creación literaria y de ilustración abiertos alpúblico. El primero será en La Universidad de los Andes, en el marco de la semana de las artes y las humanidades, el 27 de octubre. Ese día de 2:30 pm a 4:30 pm habrá un taller de ilustración con las ilustradoras de Por la ventana, Europa: Nia Tres Tildes y Manuela Fandiño. Luego, a las 5 de la tarde, habrá una conferencia titulada “Los retos de la edición: editar e ilustrar a Chéjov en este siglo” en donde Diego Arboleda y Jerónimo Pizarro, profesores del departamento de literatura de la Universidad de los Andes, las ilustradoras de Por la Ventana, Europa, y El salmón editores hablarán  del proceso de edición de su primera publicación. En esta conferencia habrá un invitado especial de la embajada de Rusia en Colombia, el señor Oleg Zhegl, agregado cultural. “El señor Zhegl nos contará, desde su visión como ruso, quién fue Chéjov, y porqué es de los grandes”. A estos dos eventos, que son de entrada libre para todo el público, los acompañará una exposición de las ilustraciones del libro que podrá verse en a la entrada del Hemicilo 1 en el edificio Alberto Lleras Camargo. Al final del día habrá firma de libros por parte de las ilustradoras.  

“Las reacciones varían, pero todos terminan haciendo dos cosas, diciendo que está muy bonito y oliendo las páginas. Al parecer nuestro libro huele bastante bien”.

Diego cuenta que hay una cierta curiosidad de las personas por saber por qué nombraron a la editorial El salmón editores. “Casi todos con los que hemos hablado, luego de oler el libro y decir que está muy lindo preguntan, “¿y por qué el salmón?” A lo que nosotros callamos, reímos un poco y decimos “Porque es fácil de recordar”, aunque la verdad es que hay un sin fin de respuestas que podríamos dar. Poco a poco las daremos. En los Andes diremos la primera”.

 

Como su enfoque es hacer libros ilustrados, todo el tiempo están en la búsqueda de nuevos ilustradores, conocidos, no conocidos, de todos los rincones de Colombia o de cualquier otro país. También están abiertos a recibir propuestas de proyectos, cuentos inéditos o comentarios que el público quiera compartirles. El libro Por la ventana, Europa lo pueden conseguir directamente con ellos o en cualquier librería del país.

facebook.com/salmoneditores

@salmoneditores

elsalmoneditores@gmail.com

Últimas Historias

Más vistos esta semana

Columnas populares