Construir el metro de Bogotá, tendría impactos positivos en comercio, construcciones y ofertas de servicio

18 agosto, 2016 |
674

Con el metro, por ejemplo en la zona del Portal de las Américas aumentarán las construcciones, el comercio y las ofertas de servicio.

Fuente  Agencia UN

Para analizar cómo cambiaría el uso del suelo en Bogotá después de implementar el metro, Lisa Losada, ingeniera civil de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), comparó cuatro ciudades idénticas o similares a la capital que ya cuentan con este medio de transporte. La  Agencia de Noticias  UN, señala que la investigadora revisó las ciudades de Estados Unidos que tenían metro y descartó las más grandes en términos de población, número de estaciones, extensión de la línea en kilómetros, entre otros aspectos.

Al final, decidió realizar el estudio con Boston, Washington, Atlanta e incluyó la ciudad de Medellín, puesto que es la única en Colombia que cuenta con este medio de transporte.

De cada una analizó nueve características: el año en que fue fundada la ciudad, el tamaño, la densidad poblacional, la población en el casco urbano, el sistema de transporte masivo que presenta, el año de inicio de la operación, la longitud del sistema metro, el número de estaciones y el número de pasajeros diarios.

También, para realizar un análisis estadístico tuvo en cuenta la población y el uso del suelo antes y después de la implementación de la línea del metro.

Según explica la investigadora Losada, fue necesario revisar diferentes fuentes de información que le permitieron definir el área total de estudio. Alrededor de la línea de metro analizó 500 metros para distancias que podían caminarse y 1.000 metros para sistemas no motorizados como bicicleta. La información recolectada fue procesada en el software ArcGIS 10.1 de ESRI GIS.

Al tiempo, realizó un análisis de las políticas de transporte de cada ciudad, incluyendo el plan de movilidad, que es la carta de navegación para los próximos 20 años.

Para Bogotá estudió la primera línea del metro, que espera atender 90.000 pasajeros para el 2021 y contaría con 27 estaciones a lo largo de sus 27 kilómetros. Entre los objetivos estaba determinar si se diversificaría el uso del suelo, es decir, si aumentaban las zonas de comercio, residencia, servicios e industria, e identificar la densificación, o sea, si se incrementaban las construcciones e inversiones alrededor de las líneas de metro

En Bogotá, solo la zona del Portal de las Américas tendrá un impacto en la diversificación y densificación del uso del suelo, puesto que allí, según el trazado del proyecto, se construirá una estación de trenes antes de que lleguen a los patios.

Asimismo, el sector tendrá más construcciones y con más pisos. Además, no solo será una zona residencial, aumentará el comercio y la oferta de servicios, por lo que será un punto de atracción de transporte.

“Las personas sentirán que es muy fácil llegar allá para hacer cualquier tipo de cosas, como pagar un recibo, hacer diligencias en un banco, ir de compras, pero también estudiar y vivir”, agrega.

Entre los resultados, resalta que todos los efectos sobre las ciudades donde se ha implementado este sistema son positivos, pues las políticas están enfocadas en brindar más atención y seguridad a las zonas donde se encuentran las estaciones, mayores oportunidades de accesibilidad, es decir, construcción de parqueaderos y lugares para guardar las bicicletas.

Un Impacto en diversificación y densificación del uso del suelo, traería el Metro de Bogotá que hoy parece congelado por el alcalde Enrique Peñalosa.

Por último, encontró que, a diferencia de las otras ciudades, el Plan de Movilidad actual de Bogotá no incluye políticas precisas para apoyar de manera paralela el servicio de metro.

Por ejemplo, Boston, cuenta con bicicletas públicas en diferentes puntos de la ciudad para que las personas lleguen hasta las estaciones. En Medellín, el metro es considerado su eje principal de movilidad y todos los demás servicios de transporte están enfocadas en nutrir sus líneas.

La investigadora señala que las ciudades estudiadas cuentan con todo el apoyo y la logística en torno al sistema metro, por ello tienen una mejor movilidad. “Si este tipo de acciones no se prevén y se piensa de forma aislada seguramente no funcionará de la forma que queremos”.

Últimas Historias

Más vistos esta semana

Columnas populares