El Plan de Ordenamiento Territorial de Peñalosa

4 octubre, 2018 |

La Planificación Territorial, Ordenación del Territorio u Ordenamiento Territorial, es una herramienta interdisciplinaria y técnica administrativa que tiene por objeto el análisis y gestión de los espacios geográficos y territorios, tanto Urbanos como Rurales, esto en el marco de la organización política y administrativa de un país, región o localidad. Está planeación se realiza buscando equilibrio ambiental, económico y social. Particularmente en Colombia dicha herramienta se encuentra consagrada en la constitución política de 1991, pero solo fue realmente desarrollada mediante la promulgación de la Ley 388 de 1997 o llamada también ley de Ordenamiento Territorial, en ella se encuentran los aspectos fundamentales que debe contemplar el ordenamiento del territorio para garantizar la sostenibilidad del mismo.

Por otra parte la Movilidad es un parámetro que mide la cantidad de desplazamientos que las personas o las mercancías efectúan en un determinado sistema o ámbito socio económico. En las últimas décadas, los cambios en los estilos de vida y en los modelos urbanos y territoriales han ido generando grandes problemas de movilidad. Entre estos no sólo se incluyen la congestión del tráfico o la mala circulación, sino también los impactos ambientales y sociales que produce el transporte, sobre todo el motorizado, y que tienen una fuerte repercusión en la calidad de vida de las personas, así que la manera en la que sea planeada la ciudad, su crecimiento y el uso de su suelo define también la manera en que nos movemos en ella.

Para el caso de Bogotá la ciudad se encuentra en deuda de tener un nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, con tan mala suerte que dicho plan justo coincide con la vigencia de la Alcaldía de Enrique Peñalosa, y ya conocemos su idea de ciudad expandida, su modelo de movilidad que privilegia Transmilenio sobre Metro y sus intenciones con la Reserva Thomas Van Der Hammen. El POT de Peñalosa que aún no ha sido presentado al Concejo de Bogotá  si cuenta con “avances” o con lo que podríamos llamar planes parciales para ciertos sectores de la ciudad, sin lugar a dudas uno de los más importantes de ellos es el Plan de Ordenamiento Zonal del Norte llamado también Lagos de Torca, este proyecto planea la ubicación de  350.000 a 432.000 habitantes, según el documento la zona reglamentada comprende áreas de las localidades de Suba y Usaquén, y limita por el norte con el municipio de Chía, por el oriente con la reserva del Bosque oriental, por el occidente con la reserva Thomas van der Hammen y por el sur con las calles 189, 191, 192, 193 y 183.

Este es un proyecto es de alta complejidad y definitivamente va a delinear la ciudad para las próximas décadas, el aumento de la población, con dichas proyecciones, representa un reto a todo nivel y va a requerir grandes proyectos para satisfacer necesidades como vivienda, servicios públicos, áreas de esparcimiento, áreas dotacionales, infraestructura víal entre otras. Este Plan es algo así como la punta del Iceberg del modelo de ciudad que nos quiere imponer Enrique Peñalosa, el Plan esta asociado a la intervención de la Reserva Thomas Van Der Hammen a través de la propuesta para “delimitar” la RTVH presentada por la Administración Distrital.

Según los documentos la intención es garantizar  un nuevo modelo de “recuperación” a través de un proceso de sustracción de área de la reserva por motivos de utilidad pública, que dicho de otra forma busca desarrollar la infraestructura vial que permita el crecimiento de la ciudad en el borde Nor Occidental, por ello el proyecto presenta la construcción e intervención de 12 vías así:

Fuente: Construcción propia con los datos de la propuesta de la alcaldía.

Fuente: Construcción propia con los datos de la propuesta de la alcaldía.

Como se puede revisar en el proyecto presentado ante la CAR dicha infraestructura víal contempla del total 5 vías con troncales de Transmilenio, las cuales además del impacto que tendrán sobre la RTVH también representan impactos sociales y ambientales en todo el territorio Nor Occidental como es el caso de la Avenida Longitudinal de Occidente – ALO, la cual según su trazado va a  cruzar por tres de los humedales más importantes del occidente de la ciudad, Humedal Capellanía, Humedal Tibabuyes o Juan Amarillo y Humedal la Conejera.

Este proyecto junto con otros como la construcción del Aeropuerto DORADO 2, del cual la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) ya presentó estudios y diseños de arquitectura e ingeniería, representan las bases del modelo de ciudad al cual quieren someternos, en donde la acelerada conurbación de Bogotá, el quiebre de la estructura ecológica principal así como los problemas de movilidad en una ciudad cada vez más extensa definirán si seremos o no una ciudad viable en el futuro.

pot_imagina_Camacjo

Así que a la discusión sobre el Nuevo POT representa el debate estructural con Enrique Peñalosa, ¿es está la ciudad que queremos?, ¿es está la ciudad que necesitamos o es la que necesita Peñalosa?, más vale que empecemos a responder estás preguntas antes de que sea demasiado tarde.

Por: Andrés Camacho M.

@andrescamacho_

Máster en Energías Renovables, Licenciado en Física, Ingeniero Eléctrico, Docente Universitario Vocero de la Revocatoria a Enrique Peñalosa y Somos Bogotá. Bloggero y Columnista de temas de Paz, Política, Ciudad, Energía y Ambiente.

Andrés Camacho M.

@andrescamacho_ Máster en Energías Renovables, Licenciado en Física, Ingeniero Eléctrico, Docente Universitario Vocero de la Revocatoria a Enrique Peñalosa y Somos Bogotá. Bloggero y Columnista de temas de Paz, Política, Ciudad, Energía y Ambiente.

Más vistos esta semana

Columnas populares