Comentarios al debate de la Universidad de Los Andes

24 septiembre, 2019 |

1. Hollman Morris.

– Es como si Gustavo Francisco le hubiera dicho: “Hollman si no sabes qué responder utiliza tus mantras” para todo es: “250.000 cupos universitarios” y “metro subterráneo”.

– Urbanismo y modelo de ciudad. “Sostenible es igual que inteligente”, ciudad densa, compacta, sostenible que profundiza la paz. Y el metro subterráneo.

– Ambiente. No mencionó el compromiso ambiental por Bogotá que firmó y de los 17 puntos solamente habló del POT y la van der Hammen.

– les hicieron preguntas que debían responder con las reacciones de Facebook: obviamente es progresista (en unas cosas), respondió lo que se esperaba.

– Le dicen que hable bien de los otros candidatos y aprovecha para hablar de él y decir que es víctima del, léase bien, oportunismo político. Citíco.

– Les piden autocritica, dice que le hace falta leer poesía, tan sensible. Se le olvidó decir que es machista y que por eso tiene denuncias por acoso.

– Un muchacho del público le pregunta cuántos cupos a la universidad pública va a entregar y Morris hace un cálculo todo loco: son 30.000 cupos en 4 años. La profesora Beatriz Caballero puede dar fe que no soy muy hábil en matemáticas, pero esa operación me da 120.000, agrega que en 5 años se llegaría, pero en mis cuentas serían 150.000 cupos, entonces quedarían faltando 100.000 cupos. Amiwis, las cuentas no me dan, aiuda.

– Morris, es sexta, no sesta. Solo vale decir sexto sin «x» cuando se trata de Camilo.

2. Carlos Fernando Galán.

– Habla de microempresas, pero solamente las que están formalizadas, también habla de emprendimientos. Más de lo mismo, más de esa formalización que es paquidérmica, costosa y no se ve reflejada en apoyos reales a los microempresarios. Amigo, date cuenta, las microempresas son como relaciones tóxicas, que solamente benefician a la Cámara de Comercio de Bogotá.

– Urbanismo y modelo de ciudad. Habla de “justicia territorial”, pero todo lo reduce a movilidad, evitar la creación ilegal de barrios y unas cifras incoherentes. En su modelo de ciudad solo cabe el cemento, en su modelo no cabe la naturaleza.

– “Yo hice un vídeo hablando bien de todos”, ay ay soy la síntesis. Cuando esas visitas a las sedes de las campañas, no fueron más que un lavado de cara por la metida de pata con la campaña que hizo contra la forma de ser de Claudia , con el #VamoACalmarnoChallenge.

– Ambiente. Empezó a atacar a Claudia, muy original. Habla de calidad del aire y hace especial énfasis en las industrias, la flota de carga o migrar transporte público a gas.  Lo interesante ahí es lo que no nombra como elementos fundamentales de protección, por ejemplo, la estructura ecológica principal.

– Prueba de reacciones de Facebook: es un godo en cuerpo de joven, lo que además es tenaz porque después de Miguel Uribe Turbay es uno de los candidatos más jóvenes, tiene 42 años.

– Autocritica: no es capaz de decirle a las personas cuando cometen errores, esto es conocido como lamebotas, ¿a quién se las tendrá bien limpias?

– En las preguntas del público, una muchacha le interroga por qué no está de acuerdo con el aborto legal, él dice que los tres casos que funcionan en Colombia son suficientes.

Un hombre, privilegiado, blanco, decide cuándo son “suficientes” las razones para abortar, además en un país que no promueve la educación sexual y en el que los anticonceptivos son costosos. Para acabar de completar cierra con “respeten mi opinión”.

– Para garantizar más acceso a la educación superior propone un Ser Pilo Paga rolo, llenarles los bolsillos a las universidades privadas. Muy original. Morris no sabe sumar, pero por lo menos piensa en fortalecer la educación pública, este sabe sumar, pero para hacer más ricos a los ricos.

3. Claudia López. En educación se le nota la influencia de la Bogotá Humana por Óscar Sánchez, quien fue el secretario de educación de Gustavo Francisco.

– Urbanismo y modelo de ciudad. Seguridad; cero corrupción y mas justicia; desarrollo sostenible, es decir, transporte regional y multimodal; arborizar y reverdecer Bogotá; por una ciudad compacta con bienes públicos de calidad.

– Ambiente. No mencionó el compromiso ambiental por Bogotá y de los 17 puntos solamente habló de dos: el POT y calidad del aire. Puso a los demás candidatos a hablar sobre calidad del aire.

– Seguridad. Me encanta la frase “si el crimen no duerme, la justicia no”, me hace pensar en una de las películas de Batman de Christopher Nolan. Siguió la pulla a Morris “la violencia contra la mujer no se concilia”, luego de hablar del aumento de cupos carcelarios. Tenemos en Bogotá cuatro cárceles y El Redentor para menores de edad ¿en serio crees que esa es una solución? En serio, creo que deberías visitar la Cárcel Distrital y evaluar el verdadero nivel de reincidencia.

– Prueba de reacciones de Facebook: es progre y respondió muy parecido a Morris.

– Le piden autocritica y básicamente dice que su defecto ser muy apasionada, pura respuesta de entrevista de trabajo (lo sé porque esa estrategia es casi infalible).

4. Miguel Uribe Turbay. No fue al debate en su universidad.

5. Comentarios:

– Me pregunto por qué vistieron a Morris con ese traje, se ve aparatoso y como forrado. Parece que lo compró antes de la campaña y se le notan esos kilitos de más.

– Lástima que no fue Miguel Uribe Turbay porque hace buen equipo con Morris para hacer de los debates eso, debates.

– En el aplausómetro de la Universidad de Los Andes ganó Galán. No me sorprende: los privilegios antes que la ciudad en su conjunto.

– Todo iba organizado y luego se despelotó y pasaban de seguridad, a Cambio Radical, al POT, a Samuel Moreno y así.
Otra sección, preguntas del público. La primera la hace un muchacho que habla todo ahogado, alguien que por favor le pase el salbutamol.

– El debate se volvió largo y soso y me aburrí, porque no hubo debate.

– Una nueva categoría emerge de Los Andes: “sobreprotección del medio ambiente”, uff amiga, por poco y no hablas de ambientalismo extremo.

– En el debate Morris y Claudia tienen muchos puntos en común.