Andrés Camacho M.

Movilidad eléctrica: 10 retos para el próximo gobierno de Bogotá

Según estudios de la IEA (International Energy Agency), “las necesidades energéticas mundiales ascienden más lentamente que en el pasado, pero todavía aumentarán un 30% de aquí a 2040, lo cual equivale a añadir otra China y otra India a la demanda mundial actual[1]. Al analizar el comportamiento de la demanda uno los sectores de mayor consumo es el sector transporte, el cual a su vez es uno de los que más contribuye con la generación de gases efecto invernadero. El transporte consume alrededor de 2.500 millones de toneladas equivalentes de petróleo (MTEP), casi un tercio del consumo final de energía, abastecido principalmente por derivados de petróleo, panorama cada vez más complejo debido al incremento de la concentración de la población mundial en megaciudades, agravando los problemas de tránsito, de ingreso y desplazamiento de personas y cargas.
Ciudad |
956
Andrés Camacho M.

TransMilenio fracasó

La construcción del SISTEMA MASIVO DE TRANSPORTE TRANSMILENIO inició en 1998 y fue inaugurado el 4 de diciembre de 2000, entró en operación el 18 del mismo mes con las troncales de la avenida Caracas y la Calle 80. La decisión de adoptar el modelo BRT (Bus de Tránsito Rápido) para el transporte masivo de Bogotá fue tomada por ENRIQUE PEÑALOSA en 1997 luego del estudio presentado por la empresa japonesa JAPAN INTERNATIONAL COPERATION AGENCY (JICA) en un documento titulado Plan Maestro de Transporte Urbano, en dicho documento se incluye la primera línea del metro, sin embargo, Peñalosa privilegió la implementación del proyecto TransMilenio dejando por fuera la construcción de la primera línea. La razón para prescindir del metro fue señalar que esta no era la opción más conveniente a corto plazo, pues sólo a quince o veinte años se necesitaría una línea y que su costo era diez veces mayor a la alternativa de buses articulados; hoy pasados casi 20 años de operación con este modelo de movilidad para Bogotá es hora de evaluar sus resultados.
Bogotá |
1618
Shameel Thahir Silva

Las “Odebrechts” que buscan construir el trencito cañero de Peñalosa.

El gerente de la Empresa Metro – que no existe por capricho de Enrique Peñalosa – Andrés Escobar, a quien el alcalde le asignó un sueldo de 30 millones de pesos mensuales, anunció el pasado 25 de febrero del 2019, que siete consorcios de empresas presentaron la documentación necesaria para entrar formalmente en la carrera por construir el trencito cañero al que Peñalosa quiere condenar a Bogotá, así como lo hizo hace 17 años cuando uso la plática de la línea del metro que en ese tiempo se proyectaba en la Caracas para las primeras troncales de Transmilenio.
Enrique Peñalosa |
1952

Construir el metro de Bogotá, tendría impactos positivos en comercio, construcciones y ofertas de servicio

Para Bogotá estudió la primera línea del metro, que espera atender 90.000 pasajeros para el 2021 y contaría con 27 estaciones a lo largo de sus 27 kilómetros. Entre los objetivos estaba determinar si se diversificaría el uso del suelo, es decir, si aumentaban las zonas de comercio, residencia, servicios e industria, e identificar la densificación, o sea, si se incrementaban las construcciones e inversiones alrededor de las líneas de metro
Bogotá |
1589