Santiago Ernesto Lugo

Periodista, y estudiante de Artes Escénicas con énfasis en dirección. Adicto al teatro.

“El Corruptour”, o el tour por la capital del país de mierda

El Corruptour es un viaje a las entrañas del infierno. Y no nos lleva lejos, y eso da más temor. Bogotá es el escenario perfecto para ese lugar descrito por Dante, y por eso, durante tres horas el espectador viajará por la ciudad encontrándose con el lamentable panorama de que la corrupción reina, y que los responsables de la podredumbre se encuentran a salvo, mientras la sangre derramada por Jaime Garzón, una de sus víctimas, sigue sin ser limpiada del todo.

05/04/2016

Plegaria a Dionisio, dios del teatro

¡Alabado Dionisio! Dios del vino, la vendimia y precursor de tamaños bacanales que hasta hoy en día siguen persistiendo. A ti, patrón del teatro, pasado del día que conmemora a tal arte, alargo mis plegarias para reconocer en ti todo lo extraordinario que hemos podido vivir, los que por azares del destino hemos sido convocados en la capital de esta tierra llamado Colombia.

28/03/2016

Que el vicio les dure más de 50 años. Los homenajes al Teatro La Candelaria.

El teatro es un vicio, sin lugar a dudas, que alimenta los espíritus de los insensatos que lo perpetran, que viéndose apabullados por el inclemente día a día siguen enceguecidos haciendo lo que más les gusta. Y justo por el teatro, esa droga dura, el Teatro La Candelaria celebra media siglo de enviciarnos.

22/03/2016

Datos para sobrevivir en Bogotá con 4 festivales de teatro

Del 11 al 27 de marzo lo mejor de las artes escénicas inundan Bogotá. Quienes estén en la ciudad podrán disfrutar de 4 festivales con ofertas muy variadas que incluyen todos los públicos y todos bolsillos:

14/03/2016

La Bailarina y la Escopeta. Una obra íntima para ver como voyeristas.

Una persona no tiene momento más animal y primitivo que cuando está solo en su habitación. En aquel lugar se transforma en un ser irracional, sin escrúpulos, y pierde cualquier atisbo de pudor porque no existe una mirada que lo juzgue. Con esta idea el teatro “La Maldita Vanidad” nos instala con la obra “La Bailarina y la Escopeta” en un mundo incómodamente privado.

04/03/2016